Otro gran comedor de gran capacidad, pueden entrar grupos de hasta 150 personas.

Lo llamamos Camarote ya que era eso precisamente, el camarote del Molino, donde se guardaban los aperos pequeños que ya no se usaban. Estaba lleno de antigüedades que lamentablemente se vendieron en los años 60.

Los cuadros de éste y otros comedores fueron pintados por la mujer del molinero de segunda generación entre 1995 y 2006, Teresa Sastre fundadora de la Cervecera El Molino.